6 frutas que los perros pueden comer (y las que deben evitar)

Alimentación

La mayoría de los dueños no pueden resistirse a compartir algo de su comida con su fiel amigo. Por lo tanto, la fruta a menudo se ve como un “snack saludable” que se les ofrece. Antes de hacer esto, asegúrate de darle a tu perro el más adecuado.

¿Qué frutas puedo darle a mi perro?

Hay varias frutas que son seguras para los perros, e incluso se incluyen en la formulación de varias dietas, debido a su alto contenido de vitaminas, minerales, carotenoides y fibras. 6 ejemplos son: manzana, plátano, pera, durazno, sandía y mango. Estas frutas se deben dar en pedazos/rodajas pequeñas o incluso trituradas. En los días calurosos, se pueden congelar y dar como un “snack refrescante y saludable”.

¿Qué cuidados debo tener al dar estas frutas?

Aunque las 6 frutas mencionadas anteriormente se pueden dar a los perros, la verdad es que es necesario tener 2 cuidados principales:

  • Eliminación previa de semillas y piedras: a los perros nunca deben dársele las piedras, porque además del peligro de crear lesiones a lo largo del tracto gastrointestinal y de causar posibles obstrucciones, también son ricas en sustancias potencialmente tóxicas, como es el caso del cianuro.

 

  • Cantidad suministrada: las frutas son una ingesta calórica adicional en relación con el pienso, son bastante ricas en azúcar, lo que puede dañar la salud de tu perro, si se administra en exceso. La regla básica, transversal a cualquier “snack”, es que no debe representar más del 10% de las calorías ingeridas y que están previstas para el día.

 

¿Cuáles son las “frutas prohibidas”?

Hay algunas frutas que ponen en peligro la salud de nuestros perros y, por lo tanto, nunca se les deben dar. Dos ejemplos son las uvas que pueden causar insuficiencia renal y el aguacate, que contiene una sustancia llamada persina, que causa vómitos y diarrea. Deben evitarse los cítricos, como las naranjas y los limones, aunque no son tóxicos, ya que al aumentar la acidez gástrica, pueden causar signos de inflamación estomacal (gastritis), especialmente en animales más sensibles.

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver alternativa Barkyn