¿Los perros pueden comer de nuestra comida?

Alimentación

Es muy común darle comida de persona o sobras a nuestros perros, seguro que muchos de nosotros lo hemos hecho en algún momento pero ¿es realmente recomendable darle nuestra comida?

perro

Características alimentarias del perro:

El perro es un carnívoro, aunque en su caso no es tan estricto como los gatos, o sus congéneres los lobos. Nuestros compañeros están preparados para alimentarse mayoritariamente de carne, pero su sistema digestivo está preparado para asimilar alimento que no sea de origen animal.

Entonces, ¿puedo darle de mi comida?

Aunque el perro pueda comer verduras, frutas y cereales, no todas van a ser beneficiosas para ellos y, en muchos casos, pueden resultar incluso peligrosas al contener componentes que el perro no es capaz de digerir o metabolizar. Algunos ejemplos son las uvas, cebolla o ajo, alimentos muy comunes en nuestra dieta pero que pueden resultar tóxicos para ellos.

Hay que tener en cuenta que la cantidad de carne de la ración siempre debe ser superior que a la de verduras o frutas y, por supuesto, a la de cereales. Por tanto, si se va a incluir alguno de estos alimentos en la dieta, hay que tener en cuenta que sean en la cantidad adecuada.

¿Qué alimentos humanos sí que pueden comer los perros?

Existen muchos alimentos que sí pueden digerir correctamente y que pueden incluirse sin problema en la dieta de nuestro perro, por ejemplo:

  • Carne (sin huesos): carne debe ser la base de la alimentación de nuestro perro, y podemos ofrecerle cualquier carne de cualquier animal, intentando evitar los huesos cocinados y la sal o saborizantes. Se puede ofrecer sin cocinar (BARF) siguiendo algunas pautas para evitar la transmisión de agentes patógenos.
  • Pescado: al igual que la carne, puede ser la base de alimentación para nuestro perro. Se recomienda el pescado azul (salmón, arenques, atún…) para un mayor aporte de ácidos grasos, pero puede incluirse en la dieta pescado blanco. Si ofrecemos pescados grandes retirar las espinas para evitar problemas.
  • Huevo: es un alimento muy nutritivo que contiene proteínas y vitaminas. Se puede ofrecer incluso crudo, pero se debe tener especial cuidado por la transmisión de Salmonella spp.
  • Verduras: es recomendable un pequeño aporte de verduras en la dieta de nuestro perro, incluso podemos deshidratarlas y usarlas como snacks para perros con sobrepeso (zanahorias, boniato, patatas…).
  • Fruta: se puede ofrecer de forma puntual y se debe tener en cuenta su contenido alto en azúcares. Podemos ofrecerles sandía, plátano y manzana sobre todo.
  • Miel: se puede dar de forma muy puntual, ya que contiene gran cantidad de hidratos de carbono (azúcares) pero también minerales, vitaminas, etc. Se puede usar en perros convalecientes que necesiten un aporte extra de energía.
  • Lácteos: evitar lácteos como leche o queso, sobre todo si contienen lactosa ya que pueden no digerirla correctamente. El yogur y kéfir naturales puede incorporarse a la dieta de forma esporádica, siendo unos grandes probióticos que regulan la flora y salud intestinal.

También puede interesarte: ¿CÓMO ALIMENTAR A TU PERRO?

Irene Martinez

Médica Veterinaria

 

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan