¿Cómo medir el Coeficiente de Inteligencia de tu perro?

Estilo de vida

Estudios han comprobado que los perros pueden llegar a ser más listos que niños de 2 años, teniendo una capacidad mental similar que éstos. Conocida es la inteligencia de los Border collie, capaces de reconocer hasta 250 palabras, pero también podemos descubrir cuál es el coeficiente de inteligencia de nuestro compañero con un curioso test.

perro

¿En qué consiste el test?

Este test de inteligencia fue creado por Stanley Coren y consiste en una serie de pruebas independientes que servirán para estimar la capacidad intelectual de nuestro perro. En cada prueba se dará una puntuación al perro del 1-5 según actúe el animal. Para realizarlas deberemos tener una serie de objetos y seguir unas pautas:

  • El perro debe tener al menos un año de edad.
  • Debe haber estado con nosotros un mínimo de 4 meses.
  • No repetir las pruebas, valdrá solo el primer resultado.
  • Hacer las pruebas en varios días para no cansar el animal.
  • Necesitaremos de cronómetro, toallas, algo con peso, una tabla, correa y cuerda.
  • Hacer las pruebas como si fueran un juego y pasarlo bien con ellos.

¿Qué pruebas hacer?

Las pruebas se pueden hacer de forma aleatoria, salvo la 7ª y 8ª que deben ser consecutivas. Estas pruebas serán:

  • Inteligencia observacional: consiste en hacer una acción cotidiana que el animal ya conoce, como salir a la calle, y ver cómo actúa.
  • Resolver problemas: con un objeto similar a una lata y un cronómetro podremos hacer esta prueba. Para ello enseñaremos la chuche al perro, luego la meteremos en la lata. Cronometraremos el tiempo que tarda en conseguir el premio.
  • Aprendizaje medioambiental: mientras una persona pasea al perro, la otra cambiará los muebles de una habitación que el animal conoce bien. Cronometraremos lo que el perro tarda en darse cuenta y mostrar interés por el cambio.
  • Resolver problemas 2: ayudándonos de una toalla grande o manta pequeña taparemos la cabeza del perro y cronometraremos lo que tarda en quitársela.
  • Aprendizaje social: con el perro relajado y sentado o tumbado (sin habérselo ordenado) miraremos al animal, tras unos segundos sonreiremos y observaremos si se dirige a nosotros.
  • Resolver problemas complejos: usaremos un paño o toalla pequeña y, después de enseñarle una chuche, dejaremos el premio en el suelo y cubriremos con el paño. Cronometrar.
  • Memoria a corto plazo: con el perro observándonos esconderemos una chuche (de poco olor) en un rincón de la habitación. Luego saldremos unos segundos del cuarto y volveremos a entrar con el perro. Cronometraremos el tiempo que tarda en encontrarla.
  • Memoria a largo plazo: se hará después del ejercicio anterior, será igual pero esperaremos para volver a entrar 5 minutos. Cambiar el premio de lugar.
  • Resolver problemas y manipulación: necesitaremos una estructura similar a una mesa baja donde el perro solo pueda usar sus patas para conseguir el premio. Cronometraremos cuánto tarda en hacerlo y cómo lo hace.
  • Comprensión: Le llamaremos con palabras que no conoce, en el mismo tono. Si no acude a las 2 primeras llamadas usaremos su nombre y ven, si lo hace a la 1ª recibirá la puntuación más alta.
  • Proceso de aprendizaje: le enseñaremos una orden nueva para él, en este caso será que permanezca sentado delante de nosotros “delante”. Repetiremos varias y cronometraremos cuánto tarda en hacerlas.
  • Resolver problemas complejos: con la ayuda de un trozo gran de cartón con una apertura central, mostraremos al perro una chuche que dejaremos caer. El perro deberá rodear el obstáculo de cartón para conseguir el premioOs animamos a realizar el test y poner a prueba a vuestro peludo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan