Displasia de codo ¿qué es?

Salud

La displasia de cadera es una de las patologías articulares más frecuentes en perros, pero existe otro tipo de displasia que afecta a la extremidad delantera del perro, típica de muchas razas de tamaño grande.

perro

¿Qué es la displasia de codo?

La displasia es una enfermedad articular degenerativa provocada por un desarrollo inadecuado del tejido óseo, en este caso en la articulación del codo. Este desarrollo anormal da lugar a una artritis al inicio, que evolucionará a una osteoartritis, con daño de las estructuras óseas cercana.

Causas de displasia de codo:

Esta enfermedad es principalmente genética, afectando con mayor frecuencia a perros de razas grandes y gigantes, pero se cree que entre las causas no hereditarias que dan lugar a la patología están:

  • Defecto de crecimiento del cartílago.
  • Dieta inadecuada.
  • Traumatismos en la zona.
  • Ejercicio excesivo durante la etapa de desarrollo.
  • Ejercicio de alto impacto (saltos).

Razas con predisposición a padecerla:

La displasia de codo es una enfermedad genética, por tanto puede transmitirse de forma hereditaria, por lo que es muy frecuente que animales de determinadas razas la padezcan. Normalmente aparece en razas (y sus cruces) grandes y gigantes, afectando en mayor porcentaje a machos, por lo que estos animales deben ser descartados para criar.

Las razas que suelen padecer displasia de codo son:

  • Pastor alemán.
  • San Bernardo.
  • Rottweiler.
  • Golden retriever.
  • Mastín Napolitano.

Síntomas:

El síntoma principal de esta patología es la cojera, debida a la inflamación y dolor que el animal presenta en la articulación. Esta cojera será de mayor intensidad en reposo, y conforme el animal realiza ejercicio y calienta, la cojera irá disminuyendo de intensidad.

En casos más graves podemos encontrar:

  • Problemas de locomoción graves (sobre todo si están afectadas ambas
    extremidades).
  • Intolerancia al ejercicio.

Tratamiento:

Es necesario un estudio radiográfico completo para confirmar el diagnóstico. Una vez confirmado el problema habrá dos posibilidades de tratamiento, que dependerán de la gravedad del proceso:

  • Tratamiento conservador: será el tratamiento de elección en casos más leves o en los que sea imposible operar (edad, estado de salud, propietario…). Se basa en la administración de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios para reducir el dolor, condroprotectores para reforzar la articulación y evitar ejercicios que puedan agravar los síntomas. Es interesante que el animal mantenga un peso adecuado para reducir el dolor en la zona. Existe la posibilidad de hacer ejercicio de fisioterapia para mantener una musculatura adecuada y órtesis o soportes de codo.
  • Tratamiento quirúrgico: es la mejor opción en casos más graves. La operación
    también será diferente según el grado y tipo de displasia de codo, pudiendo
    resolverse fácilmente con la eliminación del fragmento de la articulación no
    unido, o necesitando la colocación de una prótesis si el codo está muy afectado.

Para más información ver artículos: DISPLASIA DE CADERA: SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO y ¿MI PERRO TIENE DISPLASIA DE CADERA?

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan