Todo sobre la quimioterapia para perros

Salud

A muchos de nuestros lectores quizás les sorprenda el tema del articulo de hoy. Pues si, nuestros peludos también pueden beneficiarse de las ventajas de la quimioterapia en el tratamiento tumoral. Si bien es cierto que su uso, en general, ha estado limitado a tratamiento puntuales, la tónica está cambiando. Los veterinarios clínicos cada vez contamos con mas y mejores protocolos de quimioterapia para tratar a nuestros pacientes oncologicos.

Definición de quimioterapia

Consiste en el empleo de fármacos para combatir un proceso cancerígeno. La finalidad del tratamiento siempre es la remisión total, no obstante no siempre es posible. Por este motivo su uso también se emplea para reducir o retrasar la progresión de la enfermedad.  También se puede utilizar después de la extirpación quirúrgica de un cáncer con el fin de retrasar su aparición. 

Beneficios y riesgos de la quimioterapia

Como ya explicamos en el anterior post , un cáncer es un crecimiento anómalo y descontrolado de tejido. Una de las formas de frenar su desarrollo es utilizando fármacos que destruyan y eviten la multiplicación de estas células. Esto es lo que conseguimos con la quimioterapia, reducir el tamaño del cáncer y frenar su desarrollo. El problema es que no podemos atacar exclusivamente a las células malignas ( por ahora ), por lo que alguna célula buena también se ve afectada.

La quimioterapia es un tratamiento bastante agresivo, como también lo es un proceso cancerígeno. Si el cáncer es como una piedra y queremos romperla, no podemos pretenderlo tirando margaritas, necesitamos martillazos. Pues la quimioterapia son los martillazos. Al ser una terapia tan agresiva normalmente lleva asociados unos efectos secundarios que deben de ser en todo momento valorados y controlados por el veterinario clínico. Estos efectos secundarios se producen por la destrucción de células sanas que comentábamos anteriormente. Entre estos efectos secundarios nos podemos encontrar:

  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Bajada de defensas y propensión a desarrollar infecciones.
  • Problemas dermatológicos.

Por suerte estos síntomas suelen ser de poca gravedad y son fácilmente controlados, de forma que nos permiten continuar con el tratamiento.

En cuanto a los beneficios, deberán ser siempre valorados por el veterinario en función de los síntomas, el estado del animal y el tipo de cancer. Existen gran variedad de canceres con un grado variable de respuesta al tratamiento. Procesos como los linfomas suelen responder muy bien al tratamiento con quimioterapia, mejorando notablemente los síntomas del animal y prolongando su esperanza de vida. Por otro lado, canceres como los osteosarcomas tienen una respuesta mucho mas limitada. Por ese motivo siempre será vuestro veterinario el que mejor os asesore acerca de las posibilidades y las expectativas.

Juan Vázquez

Médico veterinario

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan