Rotura de ligamento cruzado anterior: Enfermedad característica del Jack Rusell

Salud

En la rodilla del perro existen 4 ligamentos, el ligamento cruzado anterior se encarga de la rotación interna de la tibia, de controlar el desplazamiento craneal de ésta y evitar la hiperextensión de la rodilla. Este ligamento es el que se rompe con más frecuencia, lo que da lugar a una artrosis en la articulación.

perro

Causas de rotura de ligamento:

Ciertas razas, por sus características, tienen una mayor predisposición a romperse el ligamento cruzado anterior, entre éstas destacan los perros de raza pequeña y extremidades cortas como el Jack Rusell, pero también razas gigantes como Rottweiler o Mastín.

Otras causas que pueden causar la rotura de este ligamento son:

  • Sobrepeso.
  • Sedentarismo.
  • Exceso de ejercicio.
  • Calentamiento insuficiente antes del ejercicio.
  • Saltos y giros bruscos.
  • Problemas endocrinos.
  • Diferentes traumatismos.

Síntomas:

El síntoma principal es la cojera, que será más intensa en el momento de la rotura, pero con los días puede ir disminuyendo el dolor. En casos crónicos de rotura de ligamento la cojera suele aparecer en frío, pero es más leve conforme el animal se mueve y calienta.

La cojera es un síntoma muy general que puede aparecer por otras cusas también, por lo que además de esto, podemos observar que aparecen signos de dolor como:

  • Inflamación en la zona de la rodilla.
  • Dolor a la palpación de la zona.
  • Falta de apoyo de esa extremidad.
  • Apoyo con la punta de los dedos.
  • Forma característica de sentarse (intentando dejar esa extremidad más estirada).

Diagnóstico y tratamiento:

Para confirma la rotura de ligamento se debe realizar una radiografía. En los casos más graves se puede observar la tibia más adelantada, pero en casos leves o muy recientes puede ser difícil percibir cambios en la articulación. Con los meses, debido a la inestabilidad articular, aparecerán signos de artrosis.

Existen dos tratamientos:

  • Quirúrgico: existen diferentes técnicas quirúrgicas para devolver la estabilidad a la articulación, esta técnica dependerá del tamaño y características del animal. La recuperación es lenta y será necesario hacer rehabilitación. Cuanto más rápida se haga la operación tras la rotura, más éxito habrá en la recuperación.
  • Conservador: en casos más leves, animales con artrosis grave en la rodilla o en
    animales más mayores puede elegirse la opción de no operar. Será necesario el tratamiento con antiinflamatorios en los momentos de mayor dolor y de
    condroprotectores como mantenimiento.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan