¿Mi perro debe usar protector solar?

Estilo de vida

Hoy en día, prácticamente todo el mundo es consciente de la importancia de protegerse de la radiación ultravioleta, sobre todo en verano, ya que es la época en la que más expuestos estamos a esta radiación y, además, esta es más intensa. Pero, ¿qué sucede con nuestros peludos? ¿Deben usar protector solar? Vamos a hablar de ello.

¿Por qué el protector solar también es importante para los perros?

A diferencia de lo que se cree, el pelo ejerce una función protectora, no sólo frente al frío, sino también frente al calor y los rayos solares. Por este motivo, no es aconsejable rapar a los perros de pelo largo en verano, por mucho calor que nos parezca que puedan tener. De hecho, se ha visto incluso con cámaras térmicas cómo un perro que estaba rasurado en la mitad del cuerpo, tenía una temperatura mayor que la zona en la que no había sido rasurado. Esto nos indica que el pelo impide la entrada de calor y, en consecuencia, previene de las quemaduras.

Existen razas de pelo corto que pueden tener zonas de su cuerpo desprovistas de pelo, principalmente abdomen, axilas, ingles, orejas, encima de la trufa y alrededor de los ojos, que pueden sufrir quemaduras en caso de radiación extrema o exposición prolongada.

Además, los perros blancos, por lo general, suelen tener la piel más rosa y, por lo tanto, más sensible. Cuando la piel está pigmentada y posee coloración oscura, es menos probable que sufra quemaduras.


¿Todos los perros necesitan protección solar?

No todos los perros lo necesitan, ya que depende, como hemos visto, del tipo de pelo y piel, pero además, de los hábitos que tengáis. Si un perro sale a la calle sólo para dar un paseo a horas en las que no es tan fuerte la radiación, no es tan necesario como un perro que va a pasar el día entero a una playa o está en el campo.


¿Necesito aplicar el producto todos los días?

De nuevo, depende de la actividad que realice el perro y las horas a las que las realice. Es decir, si la hora a la que soléis estar más expuestos es las 9 de la mañana, por lo general no será tan importante que le apliques el protector solar, ya que a esa hora la radiación es menor y, salvo que sea un perro desprovisto de pelo, albino o de piel muy sensible, es raro que llegue a quemarse por el sol.

Si, por el contrario, tu perro va a la playa contigo a pasar el día entero, sí será recomendable que le apliques el protector solar que elijas, ya que es probable que su piel pueda quemarse.


¿Cómo y dónde aplicar protector solar en perros?

Para aplicar el protector solar debemos tener en cuenta que es probable que nuestro perro se chupe la zona donde lo has aplicado, ya que a los perros la sensación de tener algo en la piel puede llegar a resultarles incómodo, por lo que tenderán a intentar retirárselo. Por este motivo, cuando tengamos pensado aplicarlo (unos 30 minutos antes de la exposición solar), hay que dar un masaje para que se absorba la mayor parte del producto.

Las zonas dependerán de si el perro tiene pelo largo, en cuyo caso la aplicación suele ser en las zonas del rostro donde hay poco pelo o el abdomen, axilas e ingles. Si el pelo es corto, habrá que valorar si, además del rostro, abdomen, axilas e ingles, hay que aplicarlo en las orejas o incluso en otra parte del cuerpo que tenga menos pelo. Si se acaba de rapar al perro, mejor aplicarlo por todo el cuerpo, aunque haya pelo muy corto, pero si su piel está habituada a esa protección y la retiramos, pueden darse lesiones por el sol. Y si tu perro no tiene pelo, es albino o de piel muy sensible, mejor también aplicarlo por todo el cuerpo.


¿Es necesario volver a aplicar el producto durante el día?

Si la exposición al sol va a ser durante un período corto de tiempo, no sería necesario aplicarlo de nuevo, pero si vais a pasar el día en la playa o en el campo y va a estar expuesto durante horas, es preferible que, igual que hacemos nosotros con nuestro protector solar, le apliquemos al perro cada 2 horas, aproximadamente.

Si se baña durante ratos largos, mejor ir haciendo aplicaciones más seguidas, ya que con el agua puede disminuir el tiempo de protección.


¿Puedo usar protector solar humano en perros?

Existen abundantes protectores solares, de diferentes marcas y formatos específicos para perros y gatos en el mercado. La característica común es que suelen ser hipoalergénicos, resistentes al agua y libres de determinadas sustancias químicas que son perjudiciales para su piel.

Pero si se nos ha acabado su protector solar y necesitamos aplicarle el nuestro, debemos asegurarnos de que cumpla estas características. El factor de protección solar (SPF) debe ser, como mínimo, 30.


¿Cuáles son otras formas de proteger a tu perro de los rayos UV?

La aplicación de protector solar es uno de los métodos para evitar quemaduras en la piel por exposición al sol, pero existen otros métodos que se pueden emplear también.

El más efectivo es evitar las horas de mayor radiación, que se da entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, según los expertos.

También se puede emplear ropa, camisetas finas que no dejen pasar la radiación solar.

Si ya se ha quemado la piel, evita por completo que le dé el sol en esas zonas, o casi mejor, que no salga más que para lo necesario, para que su piel se cure y sigue los consejos de tu veterinario.

 

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver alternativa Barkyn