Extraer una garrapata: guia paso a paso

Salud

La garrapata es uno de los parásitos más comunes que podemos encontrar en nuestro perro. Este artrópodo se adhiere a la piel, tanto de animales como de personas, agarrándose con sus dientes en forma de gancho para alimentarse de sangre.

perro

Además de causar irritación e inflamación en la zona donde está adherida, es vehículo de múltiples enfermedades, muchas de ellas de carácter grave.

¿Cómo localizar la garrapata?

Siempre es importante revisar a nuestro perro después de una salida por el campo, sobretodo si es en zonas donde habitan animales salvajes o ganado. Lo más habitual es encontrarlas en las zonas más bajas del animal, como extremidades o zonas sin pelo como abdomen, u orejas. Muy común también es encontrarlas en los espacios interdigitales (entre los dedos del animal). Más difícil de encontrar en perros de pelo largo.

La garrapata, en sus primeras fases, será de tamaño pequeño, de color marrón. A medida que el parásito se alimenta de sangre su tamaño va aumentando, tomando un color grisáceo, hasta que se desengancha de la piel y cae al suelo donde pone los huevos de los cuales surgirán nuevas garrapatas. En muchas ocasiones podemos encontrar dos garrapatas en la misma zona: el macho y la hembra.

Existen muchos tipos de garrapatas, también de diferentes tamaños, ésto dependerá de la zona.
Una sola garrapata no puede provocar en el perro un daño grave (por sí sola) pero grandes infestaciones sí que pueden provocar anemias graves.

 

Mi perro tiene una garrapata ¿cómo se la quito?

Una vez que hemos localizado el parásito es recomendable extraerlo cuidadosamente para evitar que las pinzas que introduce en la piel del animal se queden enganchadas, ya que pueden dar lugar a quistes o reacciones en la piel. Para ello se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Se puede impregnar un algodón con aceite en la zona donde está enganchada la garrapata, así será más fácil la extracción. También se puede utilizar un poco de alcohol directamente sobre la garrapata (según la zona).
  2. A continuación, agarrar la garrapata con unas pinzas, lo más cerca posible de la piel del animal y tirar con suavidad. Existen varios modelos de pinzas especiales para la extracción de garrapatas que facilitan la tarea.
  3. Una vez extraído el parásito no aplastarlo, ya que es posible que esté repleto de huevos. Observar que la garrapata está completa.
  4. Impregnar la garrapata con alcohol para asegurar que muera.
  5. En ocasiones queda una pequeña herida en la zona donde estaba la garrapata: curar con betadine y vigilar durante unos días.

En muchos casos podemos encontrarnos con garrapatas adheridas pero ya muertas por el efecto del antiparasitario (collar o pipeta). Si es así la operación será más sencilla.

 

¿Cómo prevenir la picadura de este parásito?

Lo más sencillo para evitar que esto ocurra es utilizar un antiparasitario externo, para ello existen en el mercado gran variedad de pipetas, collares, sprays o champús antiparasitarios que tienen efecto repelente además de insecticida, de esta forma se puede evitar que la garrapata parasite nuestra mascota. Por otro lado, existen también pastillas, que aunque no evitan esta picadura, si que son útiles para acabar con la garrapata y que esta se desenganche y evitar que complete su ciclo.

Mira aquí cuáles son las enfermedades causadas por garrapatas.

 

Irene Martínez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan