Enfermedad hepática crónica en perros: cuidados a tener con la alimentación

Salud

El hígado es un órgano muy importante que tiene diferentes funciones por lo que, al alterarse, podemos percibir diferentes síntomas en nuestra mascota que necesitarán de tratamiento veterinario y, sobre todo, una alimentación adecuada.

perro

¿Qué funciones tiene el hígado?

El hígado es un órgano con diferentes funciones como:

  • Eliminación de tóxicos, como fármacos y otras sustancias.
  • Síntesis de diferentes sustancias.
  • Síntesis de factores de coagulación.

Cuando se produce insuficiencia hepática o hepatitis estas funciones están alteradas y aparecen síntomas relacionados con la acumulación de sustancias no metabolizadas correctamente, como el amoníaco.

¿Qué sintomatología podemos observar?

La sintomatología puede ser variada, pero los síntomas más habituales son:

  • Anorexia.
  • Pérdida de peso.
  • Vómitos y diarrea.
  • Decaimiento.
  • Aumento de ingesta de agua (polidipsia).
  • Poliuria (aumento de la micción).
  • Ictericia (mucosas amarillas).
  • Ascitis (líquido libre en abdomen).
  • Problemas de coagulación (hemorragias de diferente gravedad).
  • Encefalopatía hepática: en casos más graves, la acumulación excesiva de amoníaco en sangre puede causar problemas de coordinación, convulsiones e incluso coma.

¿Qué cuidados alimentarios debemos tener en cuenta?

Antes los síntomas anteriores es necesario acudir a consulta para confirmar el diagnóstico mediante análisis. El tratamiento puede ser crónico, pero en este caso adquiere un papel importante la alimentación.

Existen piensos y comida húmeda específicas para problemas hepáticos, todos ellos tienen la cantidad de proteína reducida para evitar la sobrecarga hepática y estas proteínas son de alta calidad y fácil digestibilidad. Esta cantidad de proteína no deberá superar el 20% del total de calorías de la
ración. La carne más adecuada es la de pollo o pavo

Cuando al problema hepático se le suma la encefalopatía por amoníaco, esta proteína debe tener origen vegetal o lácteo, con un bajo contenido el sodio y cobre. Es importante también que el aporte de aminoácidos, antioxidantes y determinadas vitaminas sean los adecuados.

La ración debe darse en pequeñas cantidad varias veces al día y disponer siempre de agua. Si preferís una dieta casera os recomendamos acudir a un especialista en nutrición veterinaria.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan