Golpe de calor ¿qué es?

Salud

En los meses de calor más intenso se debe tener especial precaución al realizar ejercicio o pasear con nuestro perro a determinadas horas, ya que puedes sufrir un aumento de temperatura excesivo con graves consecuencias para su salud.

perro

¿Qué es el golpe de calor y por qué se produce?

La temperatura en perros es superior a la de las personas, pero además puede aumentar de forma rápida ante situaciones de estrés, altas temperaturas, alta humedad, etc. A esto se le suma la imposibilidad de sudar, por tanto, su única forma de termorregularse y bajar su temperatura ante situaciones que la puedan aumentar es el jadeo.

Así, el golpe de calor es el aumento agudo de la temperatura corporal del perro (por encima de los 40ºC). Este exceso de temperatura puede provocar problemas en diferentes tejidos y órganos internos, llegando a provocar la muerte si no se instaura el tratamiento adecuado de forma rápida.

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas de golpe de calor son fáciles de identificar:

  • Jadeo excesivo.
  • Encías excesivamente rojas.
  • Mareo, pérdida de equilibrio y ataxia.
  • Vómitos y diarrea.
  • Imposibilidad de caminar.
  • Síncope.

Si la temperatura sigue aumentando pueden dañarse diferentes órganos y tejidos, pudiendo aparecer insuficiencia hepática, renal, daño en mucosa digestiva o en la vejiga, daño cerebral, etc.

Tratamiento de emergencia:

La primera opción ante un golpe de calor es acudir a consulta si es posible. Si la clínica veterinaria estuviera lejos o no tenéis la posibilidad de acudir de forma rápida hay varias formas de ayudar a nuestro perro:

  • Trasladar al perro: evitar que siga al sol, llevarlo a un lugar fresco.
  • Ofrecer agua: evitar que beba en exceso. En muchos casos el animal no será capaz de beber, no obligarlo si no puede, podemos producir neumonía por aspiración.
  • Humedecerlo con agua fresca: refrescar con agua las zonas sin pelo como axilas, abdomen, ingles…y también hocico, orejas. Si se quiere cubrir al animal con tela húmeda, ésta debe ser una tela muy fina para no impedir la transpiración.
  • Nunca bañar con agua helada, podemos bajar la temperatura de forma rápida y excesiva y empeorar el cuadro.
  • En casos graves podemos usar un cubito de hielo sobre zonas sin pelo.
  • Intentar controlar temperatura con un termómetro.

Una vez estabilizado, acudir a consulta para realizar análisis para descartar daños en diferentes órganos e instaurar tratamiento de soporte (sueroterapia, protectores de estómago, etc).

Irene Martínez

Médica Veterinaria.

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan