Hipertermia en perros: síntomas , cuidado y tratamiento

Salud

La hipertermia, que no es lo mismo que fiebre, es una condición habitual entre nuestras mascotas. Si bien no tiene porque suponer un problema de gravedad, conviene estar preparado y conocer sus síntomas y como proceder en caso de detectarla. Así que ¡Vamos a ello!

La hipertermia consiste en una elevación de la temperatura corporal, en caso de los perros, por encima de en torno a los 39ºC. A diferencia de la fiebre, la hipertermia puede ser fisiológica y constituir una respuesta normal del organismo ante ciertas situaciones. Por ejemplo, se puede presentar hipertermia en las siguientes situaciones:

  • Ejercicio físico intenso, especialmente en condiciones de temperatura y humedad elevada.
  • Convulsiones, como durante las crisis epilépticas.
  • Enfermedades que produzcan un aumento del metabolismo.
  • Estancia en ambientes cálidos, como el interior de los coches.
  • Fiebre, como respuesta del organismo ante la infección de algún agente patógeno u otro tipo de sustancias que puedan producir el síndrome febril.
  • Obesidad o cantidad excesiva de pelo.

Síntomas de hipertermia en perros

Los síntomas de la hipertermia son variados, aunque la mayoría de ellos pueden ser fácilmente detectados por el propietario. Por este motivo, resulta de especial interés tener clara la sintomatología asociada a este cuadro.

  • Cambios de conducta: El animal suele presentar sed, más o menos acuciante, depende del grado de hipertermia. Además, buscará sitios frescos, como ponerse a la sombra o introducirse en medios acuáticos.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria y jadeo: Como mecanismo de termorregulación, el perro con hipertermia tratará de bajar la temperatura corporal mediante el jadeo.
  • Disminución de la cantidad de orina producida: Asimismo, la orina producida será muy oscura y concentrada.
  • Coma: En casos de hipertermia elevados, con aumento de la temperatura por encima de los 42º C, el animal puede sufrir un colapso, llegando al coma e incluso a la muerte.

Como prevenirla

La mejor forma de prevenir la hipertermia consiste en tomar medidas para evitar las situaciones que puedan favorecer su aparición. En este sentido, podemos prevenir la hipertermia:

  • Evitando ejercicio intenso a las horas centrales del día, durante épocas del año en las que haga mucho calor.
  • Evitar las estancias donde pueda haber un aumento de la temperatura, como el interior de los vehículos.
  • Revisión veterinaria frecuente para detectar posibles patologías que puedan predisponer a la aparición de este trastorno.

Tratamiento de la hipertermia

El tratamiento principal irá siempre encaminado a reducir la temperatura corporal hasta los limites normales. En líneas generales, suelen ser útiles las siguientes acciones:

  • Colocar al animal en un sitio fresco: Ya sea en una sombra, cerca de algún ventilador, en alguna habitación oscura. Con esta medida evitaremos que siga aumentado la temperatura interna del perro.
  • Uso de paños o toallas húmedas: Con agua fresca, pero no demasiado fría. Las colocaremos en las extremidades, en la zona de las almohadillas, en la cabeza y en la barriga. También puede ser útil pasar un paño húmedo por el cuerpo del animal.

La aplicación de estas medidas siempre irá encaminada a favorecer el intercambio de temperatura entre el perro y el exterior. En casos de hipertermia grave, la actuación urgente puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte del animal.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver alternativa Barkyn