¿Cómo saber si mi perro es alérgico a la pipeta?

Salud

Muchas veces nos preguntamos si es mejor como método antiparasitario externo emplear collares o pipetas. No hay una respuesta única, pero sí que debemos tener en cuenta cuál es el producto que mejor le sienta a nuestro animal, ya que en ocasiones, ambos pueden producir reacción alérgica. Vamos a ver cuáles son los síntomas principales.

¿Qué son las pipetas?

Las pipetas son antiparasitarios externos, de diferente composición, según los parásitos frente a los que actúen, que se comercializan en forma de líquido oleoso. Se aplican en la piel seca del perro, en la zona de la columna del perro, y duran alrededor de 4 semanas, dependiendo, como he dicho, del parásito que eliminen, ya que las hay que sirven para evitar pulgas y garrapatas y hay algunas más completas que también repelen el mosquito flebotomo, transmisor de leishmaniosis.

Es importante aplicarlo sobre la piel seca para su mejor absorción y no se recomienda hacerlo justo después del baño, así como tampoco bañar al perro hasta, por lo menos, dos días después de su aplicación, ya que se absorben mejor cuando la piel conserva su protección grasa natural, algo que disminuye con el baño.

¿Puede producir alergia?

Sí, a algunos perros les sucede.

La manifestación principal es el picor en la zona de aplicación, en casos leves.

Si la alergia es mayor puede haber enrojecimiento de la piel, alopecia (caída del pelo), engrosamiento de la piel o incluso en casos más severos, picor generalizado, enrojecimiento de la piel del resto del cuerpo o edema facial (hinchazón en la cara), lo más habitual.

¿Qué debo hacer?

Como primera medida, si los síntomas son claramente por alergia a la pipeta, conviene bañar al perro para evitar que su piel esté en contacto con el líquido antiparasitario y absorba más producto.

En segundo lugar, debes acudir al veterinario, que te dará el tratamiento adecuado y te orientará sobre qué cuidados necesita la piel dañada, en función de la extensión de los síntomas.

Y por último, conviene que te plantees otro método antiparasitario. En ocasiones la alergia la ocasionan los excipientes que se añaden al antiparasitario, no el antiparasitario en sí, por lo que probar otra marca de pipeta podría ser una opción. En caso de sospecha de alergia al principio activo, es decir, al antiparasitario, conviene probar con otro tipo, en formato pipeta o en formato collar.

Existen otros antiparasitarios externos que se administran vía oral, que pueden ser una opción interesante en casos de alergia a productos tópicos.

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver alternativa Barkyn