Barkyn Logo
  • Veterinario
  • Piensos
  • Barkyn España
BlogAlimentación

¿Cómo cambiar la dieta de nuestro perro?

Muchos propietarios prefieren ir variando la dieta de su perro, eligiendo entre diferentes variedades o sabores dentro de la misma marca, cambiándola o, incluso, cambiando el tipo de alimentación (comida húmeda, barf, etc).

Irene Martínez

Irene Martínez

Veterinaria
4 min de lectura

Lo mejor para tu perro

Pienso saludable a domicilio y veterinario online 24/7

-15%

En el 1er pedido
Empieza ahora
Empieza ahora

Por el contrario, otros propietarios prefieren darle el mismo pienso durante toda la vida del animal pero, ¿cuál de las dos opciones es la mejor?

¿Por qué cambiar de alimento?

Los perros pueden comer el mismo alimento durante toda su vida sin problema, siempre que sea de calidad y no muestre ningún problema de salud. No es necesario ningún cambio si nuestro perro come bien su comida, aunque también se puede optar, en el caso del pienso, por añadir comida húmeda o casera si le gusta. A veces estos cambios continuos pueden provocarle problemas digestivos indeseados.

Sin embargo, sí que es recomendable, al menos, cambiar el tipo de alimentación según la etapa de vida del animal, pues no son las mismas necesidades las de un cachorro en crecimiento que las de un perro de 10 años con artrosis.

Por otro lado, algunas marcas reconocidas recomiendan rotar entre las variedades de sus piensos, intercalando carne blanca, roja y pescado, ya que no contienen los mismos aminoácidos, también se puede cambiar de marca para conseguir esto.

También se cree que el rotar el pienso evita que aparezcan alergias, aunque esta creencia tampoco es cierta.

Cambio según etapas de vida

Por tanto, si se trata de un alimento de calidad adecuado para su etapa de vida no será necesario cambiarlo, a no ser que presente algún problema de salud como alergia a algún ingrediente. Según la etapa en la que se encuentre el perro las necesidades en cuanto a nutrientes y alimentación serán diferentes:

  • Etapa de cachorro hasta destete: los perros recién nacidos se deben alimentar de leche materna, que además les proporcionará las defensas inmunológicas adecuadas. El alimento será alto en proteína, calcio y grasa. A partir de la semana 6-8 (a veces antes) se produce el destete, en perros de raza pequeña es recomendable ir introduciendo el pienso en forma de papilla, en el resto con humedecerlo puede ser suficiente.
  • Etapa cachorro postdestete: tras el destete el cachorro ya come comida sólida. El crecimiento hasta adulto se produce de forma muy rápida, por lo que el perro necesitará una alimentación rica en proteínas y grasa. Algunos nutrientes, como el calcio, puede variar según el tamaño y necesidad del cachorro. La alimentación de cachorro se continuará hasta los 12 meses en perros pequeños y medianos y hasta los 18-24 meses en razas grandes y gigantes.
  • Etapa adulta: en esta etapa ya no hay crecimiento y la alimentación se basará en mantener el volumen y masa muscular del animal. El alimento no será tan alto en grasa y proteína como en la etapa anterior. La excepción son los perros que realicen actividades deportivas y compitan, que necesitarán mantener esa energía. También puede variar las necesidades en perros esterilizados (menos grasa para evitar obesidad) o hembras embarazadas.
  • Etapa senior: por su menor nivel de actividad, los perros de más de 8 años (más o menos según tamaño) necesitarán un alimento adecuado. Son necesarios algunos complementos nutricionales como condroprotectores para proteger las articulaciones, ingredientes más digestibles, menos grasa, porcentaje correcto de proteína de alto valor biológico para mantener musculatura y cantidad de sal controlada para evitar hipertensión y problemas renales y cardíacos.

¿Cómo realizar ese cambio?

Para evitar problemas digestivos ocasionados por cambios bruscos en la alimentación es necesario seguir una correcta transición entre un alimento y otro. En el caso concreto del pienso, se recomienda realizar la transición de la siguiente manera:

  • Día 1-2: 25% pienso nuevo y 75% pienso anterior.
  • Día 3-4: 50% de cada pienso.
  • Día 5-6: 75% del pienso nuevo y 25% del pienso anterior.
  • Día 7 en adelante: 100% del pienso nuevo.

En caso de cambios de piensos de baja calidad a otros más naturales, o de pienso a dieta casera o BARF, se recomienda un período de transición más largo.

Irene Martínez

Médica Veterinaria

Siguiente artículo

Chevron Icon

COMPARTE SI TE GUSTÓ

Facebook IconTwitter IconChain Icon

Los más populares

Lo mejor para tu perro

Pienso saludable a domicilio

Barkyn ofrece pienso adaptado a las necesidades de tu perro acompañado de un veterinario dedicado. ¡Prúebalo ahora!

Empieza ahora
15%
Descuento en el primer pedido

© Barkyn - Love for your dog 2020 Calle Moreno Nieto, 2, 28005 Madrid, Spain

VisaCard Icon
MasterCard Icon
PaypalFooter Icon
  • Ayuda
  • Empleo
  • Privacidad
  • Tienda