Cuidados especiales para una perra embarazada

Salud

El embarazo de la perra dura de media unos 65 días, en este tiempo el animal experimentará cambios físicos y fisiológicos, por lo que necesitará de algunos cuidados específicos para que el embarazo y parto transcurra sin problema y, que perra y cachorros, gocen de buena salud.

perro

¿Qué debemos tener en cuenta?

En este proceso debemos tener controlada a la perra y vigilar su estado y salud en todo momento. Entre los puntos que debemos tener en cuenta están:

  • Control veterinario: desde el principio del proceso es necesario llevar un control veterinario para evitar problemas durante el embarazo, saber en qué momento sucederá el parto, la cantidad de cachorros que debemos esperar y cualquier complicación durante el parto que requiera atención veterinaria. Cuanto más controlada esté la hembra, menos probabilidad de que haya problemas durante el proceso.
  • Evitar estrés: debemos ofrecerle un entorno tranquilo y evitar las situaciones de estrés. Situaciones de estrés prolongadas puede suponer problemas para la madre y los cachorros.
  • Alimentación adecuada: será necesaria una alimentación de calidad que cubra todas sus necesidades. Durante las 6 primeras semanas no será necesario ningún cambio, pero después es recomendable aumentar la dosis un 25%. En ocasiones la perra puede perder algo de peso al inicio y resistirse a comer en algunas ocasiones, esto es totalmente normal a no ser que veamos que se prolonga mucho en el tiempo o presenta otros síntomas como vómitos, diarrea o fiebre.
  • Desparasitación: si el embarazo estaba previsto es importante una desparasitación antes de la monta. Si no es así, la desparasitación tendrá que esperar hasta las últimas semanas de embarazo.
  • Higiene: tanto la perra como su entorno debe estar limpio, sobre todo en el momento del parto. La perra embarazada se bañará de forma habitual, siendo lo normal 1 vez al mes.
  • Ayudarla durante todo el proceso: le daremos todas las atenciones que sean necesaria y estaremos alerta a todo el proceso, sobre todo a la última etapa del parto.

Ante todo, debemos ser unos propietarios responsables y cuidar al animal en todo momento, evitar la cría sin control y buscar un hogar adecuado para los cachorros. Si se trata de un embarazo no deseado es importante esterilizar a la perra después del destete para evitar que la situación se repita.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan