Obesidad canina: Cómo identificarla

Salud

La obesidad ya es una de las patologías más frecuentes que afectan a nuestros perros hoy en día. En muchas ocasiones el propietario no es consciente de que su mascota sufre esta enfermedad, la cual puede suponer un grave riesgo para su salud, ya que es la causa de multitud de enfermedades secundarias.

perro

¿Cuándo se considera obesidad?

Se considerará que un perro sufre sobrepeso cuando su peso sobrepase en un 10% su peso ideal. En el caso de la obesidad, el perro pesará al menos un 20% más de lo que debería pesar.

Existe una guía práctica para reconocer el condición corporal de nuestra mascota, útil para saber si nuestro perro sufre o no obesidad o sobrepeso. Nos encontramos antes 5 posibilidades:

  • Perro muy delgado: el peso del perro estará entre el 10-20% por debajo de su
    peso ideal. En estos perros podemos ver con facilidad las costillas, pelvis y
    otros salientes óseos. Hay pérdida de masa muscular y la grasa es ausente.
  • Perro delgado: peso 10% menor al peso ideal. Se observa la cintura fácilmente.
    Grasa mínima en abdomen. Se pueden ver costillas, columnas, huesos de
    cadera y hombros.
  • Peso ideal: las costillas y salientes óseos no se observan a simple vista pero si
    que pueden palparse con facilidad. Cintura. Poca grasa en abdomen.
  • Perro con sobrepeso: peso un 10% superior al ideal. Las costillas y columna se pueden palpar con algo de dificultad. No se diferencia la cintura. Abdomen
    colgante. Exceso de grasa.
  • Perro con obesidad: peso 20% superior al peso ideal. No se pueden palpar
    costillas ni columna. Gran cantidad de grasa, sobretodo en algunas
    localizaciones (abdomen, tórax…). Abdomen péndulo. Alto riesgo de
    enfermedad.

 

Síntomas para identificar la obesidad en nuestro perro:

Los síntomas que podemos observar en nuestra mascota, y que deberán alarmarnos son:

  • Dificultad para moverse;
  • Intolerancia al ejercicio;
  • No se palpan costillas ni columna;
  • Dificultad para subir y bajar escaleras;
  • Problemas respiratorios (jadeo excesivo, frecuencia respiratoria alta);
  • Problemas articulares frecuentes (cojeras).

Ante estos síntomas es importante acudir cuanto antes a consulta y poner remedio a esta situación.

Para saber más de la obesidad canina y su tratamiento ver artículos:

Obesidad canina: guía de tratamiento

Obesidad en perros: ¿Cómo identificarlo?

 

Irene Martínez
Médica Veterinaria

Planos Barkyn

Cambia tu plan para un plan personalizado Barkyn y recibe más

Ver plan